sábado, 26 de mayo de 2018

EL MÉDICO LLEGA A MADRID EN OCTUBRE 2018

Ayer 25 fue un día especial. El lugar, también especial. La Academia Nacional de Medicina, edificio vetusto y magnífico cerca del Teatro Real, acogió la presentación oficial de lo que será la primera temporada de El Médico, el musical en Madrid, un edificio donde aún pervive el espíritu (y los asientos) de personalidades como Severo Ochoa y donde se guarda una copia del Libro de Avicena, que aparece en la novela de Noah Gordon y que en el musical es un elemento emotivo del final.

Las entradas ya están a la venta. Con este mensaje y las primeras cifras de taquilla los nervios están a flor de piel. Queda mucho por hacer aunque todo esté ya ahí. Estará en cartel desde octubre 2018 en el maravilloso Teatro Nuevo Apolo, un edificio de los años 30 que tiene aún el sabor de los teatros de verdad. Entre cajas, nuestro director, José Luis Sixto, que ha sido capaz de profundizar en el libreto y en la historia a lo largo de la gira de presentación que termina el 21 de julio en el Foro Iberoamericano de La Rábida tras haber alcanzado casi los 50.000 espectadores.

El Nuevo Apolo

Pero hay más equipo. Se ha unido a nosotros Jorge Blass, mago entre magos, para crear los efectos especiales que harán de El Médico un musical único y espectacular sobre la escenografía de Alfons Flores. Francesc Abós será el coreógrafo (hay que mover a todos los cantantes, más de 30, entre los nuevos elementos escenográficos) y el popular Lorenzo Caprile está ultimando un nuevo vestuario... Un gran equipo para presentar el mayor musical que se haya presentado nunca en Madrid.


Aprovechamos la presentación a la prensa, distendida y breve, como deben ser los buenos eventos, con más de 20 medios acreditados y alguno que apareció a última hora, aprovechamos el momento, decía, para presentar a nuestra nueva estrella, Sofía Escobar, una de las pocas voces extranjeras que ha triunfado en el West End londinense en montajes tan exigentes como El Fantasma de la Ópera o el tour mundial de West Side Story que la llevó de gira desde Londres, París... hasta Malasia (!) durante dos años. Estando en West Side Story ganó el premio a la Mejor Cantante de Musicales de Londres y quedó finalista en los premios Lawrence Olivier. Para nosotros, es un lujo su intervención como Mary en El Médico, una presencia que comienza con esta presentación a dúo junto al tenor venezolano Alain Damas, que interpreta al Sha de Persia.


Dicho queda. Las entradas entán a la venta. ¿Os lo vais a perder?

Los presentadores, con Michael Gordon como invitado especial, Iván Macías (compositor),
José Luis Sixto (director) y este que firma

Los medios



Kits para prensa






















* Toda la información y noticias en www.elmedicomusical.com 

viernes, 18 de mayo de 2018

LA SOLEDAD DEL AUTOR

Para Ortega y Gasset, el personaje teatral es un personaje incompleto. No lo dudo. Al final, el libreto no es más que palabras. En una novela, la imaginación del lector da vida a la gramática pero el público teatral exige algo más, esto es, un equipo más allá de los actores, cantantes, bailarines... Una iluminación acertada, coreografías, atrezo y el trabajo de un director solvente aportan en tiempo real todo lo que el libreto quiso o debió decir. El problema es que, en este medio, al contrario que en la novela, el resultado no depende del escritor sino de todo el equipo. Y cuando no está en mis manos el éxito, no me queda otro remedio que ser un espectador más y, antes que nada, esperar.

Fotografía © Medios en Red Digital Agency

lunes, 23 de abril de 2018

KARMA EN EL DÍA DEL LIBRO

Soy de esos que nunca ha regalado en el Día de los Enamorados, de los que celebra el Día de la Madre el resto del año, de los que se olvida de las fechas, de los que encuentran un objeto singular y lo compra para regalarlo pero, sin embargo, sufre enormemente cuando llega un cumpleaños y tiene que buscar un regalo "por obligación". He ido muchas veces a la ferias del libro y nunca he vuelto con las manos vacías pero jamás he sentido la necesidad de celebrar el Día del Libro. El karma, por su cuenta, ha decidido este año que debía hacerlo.

Uno vive enredado en las prisas y los objetivos (siempre hay algo que escribir o algo que reescribir o alguien a quien rescribir) y no está al tanto del paso del tiempo hasta que las noticias en la radio del coche se lo recuerdan. Puede que, aunque compro más libros de los que me da tiempo a leer, me haya recorrido cierto sentimiento de culpa al escuchar la noticia y llegar a casa y constatar que el cartero me ha dejado ¡un libro! me ha provocado, al mismo tiempo, un sobresalto de sorpresa y un sentimiento de alivio.

He tenido que recurrir a varias cuentas de varias tiendas de Internet para recordar cuándo y por qué había comprado ese libro (porque sí, lo había comprado y lo había olvidado) y, al fin, hallé la solución: dos meses y un día antes, en iberlibro.com, un libro raro que sólo se ha publicado en inglés, un libro de segunda mano que llega con la etiqueta de una biblioteca pública de una pequeña ciudad de Estados Unidos..., un objeto pesado y cuadrilátero que me llama desde la mesa de la entrada y que se convierte de repente en nuevo objeto de deseo, imprescindible, que necesito coger cuanto antes para pasar sus páginas, entender su historia...

Otro día hablaremos de los libros de los que se desprenden las bibliotecas, de las historias que subyacen en los libros de segunda mano... y de lo lento que son los servicios de correos, aquí o en América.

martes, 20 de febrero de 2018

ESCRIBIR CANCIONES

Escribir canciones no es lo más bonito del mundo. Bueno, no lo es hasta que la canción termina y el público aplaude. Pero incluso entonces... Verlaine escribió que "una obra de arte no se termina; se abandona".

Pero para llegar ahí hay que trabajar muchas horas y quizás meses. Uno puede tener algún momento de euforia cuando encuentra una buena rima o escucha por primera vez un estribillo y nota que funciona pero, entre medias, hay mucho trabajo y mucha frustración. 

Una canción es una narración en unos minutos. Una canción (digamos) normal, es decir una canción de The Beatles o de Dylan, tiene una historia. No es poesía. Una canción debe (como si fuera una novela o un relato) proponer un planteamiento, un punto de inicio, explorar razones o complicaciones o contradicciones (perdón por la rima) y evolucionar hacia un final, quizás una crisis en forma de puente, un clímax  y una resolución. Pero si se trata de un musical, la letra y la música deben encajar en la trama de una manera activa, no sólo continuar el tono de la obra sino ayudar a su desarrollo. 

Con el musical El Médico el trabajo ha sido mucho más complicado. En El Médico la cosa se complica cuando los diálogos son cantados, especialmente si conlleva un giro argumental o emocional, aunque ayuda si el compositor recurre a un leitmotiv anterior porque, de este modo, el espectador puede sentir el mensaje con la música además de con las palabras.

Y, además, debe rimar de una manera adecuada, dentro del tono en el que se expresan los cantantes cuando hablan fuera de las canciones y sin florituras, porque una de las cosas más importantes de cantar un musical es evitar que un efecto especial (sea atrezzo, luz o rima) nos llame tanto la atención que nos paremos a pensar en ello como un acontecimiento y nos olvidemos de lo principal: la trama. 

Podría seguir divagando pero tengo un texto sobre la mesa y debo continuar escribiendo. No, no es fácil escribir canciones.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

EL MÉDICO DE NOAH GORDON, el musical


ESTRENO MUNDIAL. Suena bien pero uno sabe que el trabajo creativo no acaba ahí. Nunca acaba, y menos si se cumplen las expectativas y redondeamos la gira que ahora empieza con una primera temporada en Madrid.

Sevilla en diciembre (20 al 23) y luego GranadaJerez... (Rob niño dirá en la escena 3 del Acto I: ¿Muchas ciudades? ¿Cuántas?) hasta llegar en mayo de 2018 al Nuevo Apolo de Madrid (ya están a la venta las entradas), servirán de plataforma para dar a conocer nuestro musical de gran formato, que cuenta una gran historia (la de Rob J. Cole) con un gran elenco (36 actores-cantantes) y una orquesta sinfónica de 80 músicos, vestuario, coreografías, luces, atrezzo, sorpresas..., un formato americano que permitirá ir creando marca y dando a conocer este gran esfuerzo para que, cuando llegue el momento, el público esté preparado para el mayor musical montado en España, El Médico de Noah Gordon.

Lo explico así:


Toda la información en la web oficial y las entradas (si ustedes se dan prisa) en los siguientes enlaces:

- Estreno mundial en Fibes (Sevilla):
https://www.fibestickets.es/janto/main.php?Nivel=Evento&idEvento=MEDICO17

- Presentación oficial en Madrid (Teatro Nuevo Apolo):
https://proticketing.com/teatronuevoapolo/es_ES/entradas/evento/10495



viernes, 1 de septiembre de 2017

OTOÑO CALIENTE

Veo de pronto en el calendario que ha llegado Septiembre. Me gusta así, con mayúsculas, como se escribían antes los meses cuando todo tenía su importancia y las cosas de la vida duraban más que los veinte segundos de un anuncio de televisión o la semana de una moda pasajera. 

Hitchcock solía derivar con habilidad las preguntas en las entrevistas para evitar hablar de su vida privada. La mía no le interesa a nadie, quizás porque la felicidad o la paz son menos interesantes que el conflicto o el drama. Dejo estos últimos para la ficción, que es lo que más me hace feliz en el teclado.

Para quienes alguna vez me preguntan, diré que sigo viviendo ese vértigo del trabajo sin descanso y sin horario, pero más en mi mente, donde se acumulan proyectos y proyectos que no tengo tiempo de poner sobre el papel ni en los días ni en las noches. Hay una obra (o dos) de teatro esbozada, una novela a medio terminar, unos relatos que asaltan mi imaginación y que están pidiendo a gritos que los desarrolle... pero las horas del día (y muchas de la noche) están monopolizadas por la adaptación de El médico, el gran proyecto que verá la luz en diciembre si los hados lo permiten. 

Leí la novela de Noah Gordon cuando apareció. Me devolvió la fe en la novela histórica (después la perdí con El código Da Vinci). El médico me enamoró y la releí y, cuando apareció la trilogía, la volví a releer para disfrutar de la saga Cole de principio a fin. Tener la oportunidad de adaptarlo a teatro musical está siendo una experiencia fascinante.

Todo comenzó cuando el compositor Iván Macías recibió una negativa a la adaptación. Parecía un tema de negocios, de manera que grabamos dos temas dramatizando la historia de Rob J. Cole y el propio compositor subió a Barcelona, donde vive uno de los hijos de Noah Gordon. Corría Junio de 2016. Michael Gordon, después de escucharlos, lo invitó a visitar a su padre en Boston. El escritor, que contaba en ese momento 89 años, recibió los temas con entusiasmo y... Aquí estoy yo, involucrado en la historia, con un año y medio de trabajo detrás y disfrutando.

Iván Macías tocando uno de los temas para Noah Gordon en Boston en 2016

Para alguien como yo, que prefiere el ejercicio de poner una palabra detrás de otra en la intimidad del estudio o en la paz de una terraza, el trabajo colaborativo es un desafío. Compositor, director, productores... todos tienen propuestas sobre el texto para que el resultado de la obra sea perfecto y el trabajo en equipo se desarrolla lento y en círculos. Por suerte, los círculos van formando capas que dan cada vez más brillo a cada escena hasta que... Bueno, hablaba del desafío de un trabajo colaborativo. Hay tantos escalones en el producto teatral que uno siempre puede aprender algo nuevo de todos ellos. Sin entrar a valorar que el autor del texto acaba siendo el escalón más oculto y el menos aplaudido del proyecto, es una gran experiencia.

De modo que seguimos...

lunes, 27 de febrero de 2017

2017

Sí, puede que tenga un tanto abandonado el blog. Por suerte, se debe menos a la dejadez que al hecho de que la ficción y la escritura de un nuevo musical absorben todo el tiempo que tengo para la creación, sin dejar espacio a la reflexión o a este diario electrónico que ha dejado de ser un dietario para convertirse (casi) en un olvidario.

Sigo aquí. Las palabras se multiplican en mi disco duro tanto como los proyectos y, aunque este mundo es más lento que mi vértigo mecanográfico, van saliendo adelante las obras a pesar de que otros motivos requieren mi tiempo.

Salgo al mundo de vez en cuando, pero sólo cuando me requieren. El 25 de enero estuve en el colegio Zenobia de Moguer, donde un profesorado activo e implicado dirigido por Rafael Cruzado, su director, promueve cada año la interacción del alumnado con los perfiles sociales y culturales de la ciudad. Este año nos ha tocado a los escritores, y uno a uno hemos tenido interesantes y estimulantes encuentros en sus aulas. Ha sido mi segunda experiencia con niños de 5º (la primera fue en un Encuentro de Escritores Verdes) y debo decir que muchos periodistas deberían aprender de ellos en cuanto a lo afilado de sus entrevistas.

El pasado 24 de febrero volvía a presentar en sociedad Noche de jazz, esta vez para los socios y amigos del Club Tom@jazz en Bellavista (Huelva), en un bar abarrotado de público, con una banda sonora de murmullos, tintineos de copas y músicos en vivo (nuevamente mis amigos de Unit Line 2, grandes profesionales, improvisadores natos y educadores del jazz), un ambiente muy de club de jazz, no en vano el jazz creció en los bares, aquellos de Storyville y los que aún resisten a las ordenanzas municipales que criminalizan la música en vivo, cuando no la gravan con impuestos inexplicables. Presentó el acto el inconmensurable Rafael J. Terán. Fue una noche de revelaciones y música. El próximo 9 de marzo repetiremos para los asistentes a la hiperactiva tertulia Dispar-Arte, en Trastero Bar, donde presentaré el libro, los músicos expondrán los conceptos básicos de la música improvisada y abriremos un debate sobre qué es el jazz.

Mientras tanto, sigo escribiendo sin tiempo para que las musas se tomen un respiro. 

Nos vemos por ahí.

domingo, 4 de septiembre de 2016

MI LIBRO DE JAZZ

"Noche de jazz", relatos sobre el swingueante latir de la vida

Comenzamos promocionando el libro Noche de jazz en el Festival de Jazz de Mazagón en abril para después pasar por librerías y ferias del libro. Agradecemos el calor recibido y anunciamos que la siguiente presentación será en el Festival JazzOlontia el 11 de septiembre). Quedan pendientes de agenda eventos en Málaga, Sevilla y Madrid, que se anunciarán a tiempo. Gracias por preguntar e insistir.

Mientras, continúan llegando las reseñas y los comentarios de lectores y aficionados a la música de Nueva Orleáns. ¿Qué decir? Gracias. ¿Aún no conocen el libro? Atrévanse a "leer" jazz.
La habitación del jazz (lahabitaciondeljazz.blogspot.com.es)
Apolo y Baco (www.apoloybaco.com)
Impronta de jazz (http://impronta-de-jazz.blogspot.com)
Escritores.org (www.escritores.org)


Entrevistas en radio destacadas:
Reseñas:
El libro, como no puede ser de otra manera, se puede conseguir desde estos enlaces (libre de gastos de envío (oferta sólo para España: consultar otros destinos).



188 páginas
Rústica con solapas  
15x21cm
ISBN: 978-84-9126-360-9

ESPAÑA: 15,00€ (gastos de envío gratis)
 

AMÉRICA: 15,00€ (+7,95€ de gastos de envío)


* También disponible en:

miércoles, 10 de agosto de 2016

EL LARGO Y CÁLIDO VERANO


El verano avanza lento, largo y cálido como en la película de Martin Ritt (o como cantaban The Style Council) con esa desidia que el calor imprime a los espíritus. En otros momentos, habría obedecido a este ritmo natural dejándome caer en los brazos de los clásicos, cuyos textos me gusta conocer o releer durante el largo estío y que resultan siempre edificantes e inspiradores. Este año la vida me pide un ritmo que va más allá de todo esto.

Mientras, seguimos componiendo canciones y armando el libreto de lo que será nuestro nuevo musical para 2017 (espero poder dar a conocer el título en breve), lo que supondrá un gran desafío después de estrenar Germinal, un proyecto que nos emocionó desde el principio y que, cuando vemos al público salir del teatro con lágrimas en los ojos...



Germinal, el musical estará de nuevo en la Gran Vía madrileña los días 17, 18 y 19 de agosto. Mientras tanto, sigo recibiendo ofertas para charlar sobre jazz y sobre Noche de jazz, que promete convertirse en un modesto éxito de crítica y ventas. Estaré firmando ejemplares el jueves 11 de agosto en La Taberna del Libro, en el quiosco que mi buen amigo y librero aventurero José Manuel Alfaro instala en la playa de Mazagón todos los años. Un mes más tarde, el 11 de septiembre, habrá una presentación del libro en el Festival JazzOlontia, clausurando su undécima edición. Por el camino, mientras el cuerpo lo permita, siguen surgiendo relatos y bocetos de novelas que algún día...


Espero veros, donde quiera que nos encontremos.