miércoles, 29 de octubre de 2008

G r a c i a s

Dejo aquí una breve nota para dar las gracias a todos los compañeros (poetas, rapsodas, cuentistas, periodistas y amigos) que tuvieron la deferencia de acompañarnos el sábado en el I Encuentro de Escritores Verdes en Moguer.

Gracias porque la experiencia no se redujo a declamar poemas ni a poner sobre la mesa nuestras preocupaciones por el medio ambiente. A partir de la comida, la camaradería se instaló en nuestras filas. Gracias porque pude cambiar y compartir opiniones sobre el raro oficio de escribir y también sobre eso otro que llamamos libros, por vuestros nombres y por vuestros correos electrónicos, por las risas y por las copas, por las canciones de Cole Porter y de A.C. Jobim, por la rosa de plástico y por otras cosas que cacé al vuelo y que no se me irán al olvido.

Gracias a la Fundación Zenobia-Juan Ramón por cedernos un lugar tan íntimo para el encuentro como la sala de investigación (sólo para estudios juanramonianos y habitualmente cerrada al público), a Diego Ropero-Regidor y a Santiago Aguaded por los libros (me he quedado prendado de la 'química' de tus retazos de historias), a Dolo Vidosa por su amor a la Ría y por traer su sonrisa, a Pilar Vázquez Chozas por su efímera pero inspirada presencia, a Carmen Pérez Hidalgo por sus impresiones sobre publicar, a Olalla porque nunca había oído a una soprano tan de cerca, a Miguel Herrero Uceda (¡olvidé pedirte que me dedicaras el libro!) por aquella amena charla sobre la vida privada de los poliedros, a Carmen Ciria por sus poemas al vino y por compartir el mosto de El Lobito, a Rafael Outeda y a Igor R. Iglesias por compartir mesa con un servidor, al colectivo de la revista Chichimeca por hacer inolvidable la madrugada y a todos los que estuvieron y no cito por miedo a olvidar alguno y, especialmente, a José Manuel Alfaro Márquez por no descuidar en ningún momento la organización, y por las fotos. Aquí van algunas de las mías...

Plato fuerte para comenzar: Antonio Ramírez Almanza, J. A. Guzmán,
Juan Drago, García Barriga y Alfonsa de Almonte.

Santiago Aguaded y Miguel Herrero Uceda.

Pilar Vázquez Chozas y Dolo Vidosa.

Aquí estoy, en plena intervención, entre Diego Ropero-Regidor e Igor R. Iglesias.

Patricio Domínguez, Manuel G. Mairena, Manuel Arana y Daniel Salguero.

Femenino plural: María Domínguez, Teresa Suárez, Carmen Ciria y Pepa Virella.

El colofón: Olalla Domínguez, Eladio Orta y Carmen Pérez Hidalgo.

José Manuel Alfaro, en todo y con todos.

7 comentarios:

SAL dijo...

Gracias, por tus palabras mágicas, Felix, un abrazo de Santiago Aguaaded

José Manuel dijo...

José Manuel

Creo que hablo en mi nombre,.., gracias a ti Felix por ser convertir esta "llamada" en un encuentro

Dolo dijo...

Félix, me alegro mucho de que lo pasaras tan bien, y de que resultara tan interesante.
Me da un poco de envidia, por no haberme podido quedar.
Seguro que tu lectura fue muy bien, ¿a que sí? Me leí tu relato, me gustó mucho.
Anda ¡mira que guapos hemos salido en la foto...! Jaja, besos.

Lía Vega Erao dijo...

Interesante... Cómo descubriste mi blog?

quien sabe dijo...

gracias por devolver la visita,y gracias por animarme.
hay una nueva entrada de apoyo en el blog y si quieres saber como van los informaticos te dejo un enlace que no tiene desperdicio

http://www.20minutos.es/noticia/428099/0/protesta/informaticos/industria/

Sombras en el corazón dijo...

No hay nada como compartir lo que más te gusta con personas que sienten lo mismo

Un abrazo

UNO DE TANTOS dijo...

Querido Felix,
yo también tuve la ocasión de aparecer por allí aún un poco tarde. La realidad del acto, es que, además de culto, fue emotivo, estremecedor, radiante, íntimo y un largo etc. Toda la gloria te corresponde a tí y al resto del equipo humano. Sois magnificos. Si ves a Teresa Suarez, antes de que yo lo haga, dale recuerdos de su amigo Nico. Un fortísimo abrazo.
www.nicolascapelo.com