sábado, 23 de octubre de 2010

Bienvenidos a LA TABERNA DEL LIBRO

Vivimos tiempos de miseria intelectual. Valores como el arte o la cultura son denostados en favor de actividades que requieren el mínimo esfuerzo intelectual (léase televisión: deportes, programas sin profundidad o rayando en lo chabacano). Ni siquiera los responsables (en todos los niveles) de la educación se preocupan por mantener el nivel, quizás porque un país inculto es un país (más) fácil de gobernar (léase aquí manipular).

Así pues, en plena crisis, no sólo económica sino espiritual, que vive este País, es casi un milagro conseguir reunir a unos cuantos interesados para un evento relacionado con, por ejemplo, los libros. En este orden de cosas, sólo los valientes ponen un pie delante de otro y reúnen las agallas necesarias para lanzarse al vacío en un proyecto tan arriesgado como es crear un negocio que, además, es una librería.

Pero La Taberna del Libro no es sólo una librería. Además de novedades literarias y libros infantiles ofrece la posibilidad de adquirir vinos y productos de nuestra tierra. Dirigida por el poeta José Manuel Alfaro Márquez, acaba de abrir sus puertas y promete convertirse en algo más que una tienda, en un centro cultural, activo y flexible. Bienvenido sea.

La inauguración estuvo concurrida. Algunos niños leyeron poemas de Juan Ramón Jiménez y, con motivo del milagro, el Padre Murphy (el de Cacúa, no el de Michael Landon, ojo) amenizó el evento con una homilía cargada de imaginación y cara dura:

 

3 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Una idea estupenda.

Estefanía dijo...

Cuando vuelva a Moguer voy a ir provista de tu "Guía del viajero pasional" y prometo pasarme por este sitio. Un libro siempre es un buen souvenir.

Un beso.

cacúo dijo...

¡Ya estaban tardando en llamarnos caraduras!