viernes, 2 de septiembre de 2011

OTOÑO CALIENTE

Sí, no me gusta el verano. En primer lugar, porque prefiero el frío; pero, lo más importante, es que tengo durante esta época la sensación de que el mundo se detiene y mi mente y mi cuerpo son tan inquietos.....

Pasó agosto. Después de descansar y aprovechar para leer parte de la ingente biblioteca que se me estaba acumulando (han caído Pedro Juan Gutiérrez, Tom Sharpe, Julio Cortázar, el clásico Un árbol crece en Brooklyn... y estoy dando cuenta de un grandioso Leonard Feather) he decidido ponerme las pilas y retomar uno de los cuatro o cinco manuscritos que dejé comenzados y abandonados por esa misma inquietud que a veces me embala y a veces me empuja hacia atrás. Alguno de ellos tiene más de cien páginas y el que he retomado unas doscientas y muchas, muchas más de notas.

Entre tanto, está ese otro "trabajo" del escritor que es sacar del cajón los manuscritos para hacer de ellos algo más que papel. Mover mi nueva novela por las editoriales es un trabajo que me apetece poco o nada (y el tema de los agentes literarios se está volviendo más duro que el de los departamentos editoriales), en tanto que nuevas ideas bullen en mi cabeza...

Y ahí está el otoño, a las puertas. Con muchas y apasionantes novedades. Mi amigo el poeta y valiente emprendedor José Manuel Alfaro ha creado una editorial comprometida con el medio ambiente. Se llama El Burro Verde y presentará un primer libro en breve. Me parece apasionante que alguien se lance a aventuras como ésta con la recesión que viene. El otoño también traerá el disco de Sparkle Box, grupo formado por contrastados músicos de jazz gallegos y extremeños, que llevará un texto de mi firma en sus liner notes. Y, hablando de jazz, mi blog más mimado, Jazz, ese ruido, está a punto de alcanzar la cifra de 150.000 visitas, 200 "megusta" de facebook...

Parece que el mundo comienza a moverse de nuevo... Aleluya. El otoño viene caliente.


7 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Enhorabuena Félix por esas visitas en tu blog de jazz. El libro de relatos de jazz tiene muy buena pinta. Y de la novela, ya nos hablar.as más adelante. Este verano también para mí ha caído buena parte de Cortázar y es que, amigo, esa Literatura es la inagotable, a la que siempre volver. Un abrazo.

Félix Amador-Gálvez dijo...

Gracias, Marcos.

Sigo esperando tu libro. Confío en que el sr. Cartonero me responda pronto. Te vuelvo a dar la enhorabuena por agotar esa primera edición.

Edu dijo...

Ahí te veo como un Leonad Feather futuro, tío. De momento, ya participas en un disco.... jeje

Espero con impaciencia la plasmación en papel de tu próximo libro. Me encantó "Las palabras mágicas" y sea tu novela o el libro de relatos, estoy esperando con ansiedad.

Ah, y qué buena novela "Un árbol..." Seguro que una de las fuentes de la actual narrativa americana, la de Auster y compañía.

Saludos.

Edu dijo...

Por cierto, te pareces a Scorsese en la triplefoto jejejeje

Dolo dijo...

Enhorabuena por todo, Félix: por tu participación ¡en un disco!, por tus proyectos, por seguir siendo un gran lector, y por la llegada del otoño dando movimiento a tu mente y cuerpo, jaja.
Espero que nos veamos pronto, amigo!
Un abrazo!

Félix Amador-Gálvez dijo...

Dolo, amiga, gracias por ser siempre tan positiva.

Estoy muy desconectado. Es otro efecto secundario del verano. Pero estoy seguro de que nos veremos en los encuentros de escritores verdes.

Un abrazo.

MEME dijo...

Me gusta mucho el otoño...
http://todoesposiblememe.blogspot.com/2011/08/septiembre.html
Y tu blog tambien me gusta.
Saludos y te sigo.